Descripción/Historia
Con una extensión de 30.000 kilómetros cuadrados, es el segundo parque más grande de Venezuela y el sexto del mundo. Se desarrolla con un variado relieve que va desde las primigenias elevaciones del Macizo Guayanés hasta las altiplanicies de Nuria y la Gran Sabana y los valles de los ríos Caura y Erebato. La importancia de este parque se debe a la gran variedad de biotopos y a la diversidad de los recursos naturales y socioculturales, algunos de los cuales constituyen atributos tan sobresalientes y exclusivos que hacen de él un parque único, con enormes posibilidades de desarrollo cultural y científico. Canaima es el hogar del pueblo Pemón y de su abuela Kueka.
En esta región de grandes contrastes, la baja fertilidad de los suelos no es obstáculo para la exuberancia de la vegetación. Una eficiente estrategia de reciclaje de nutrientes explica la maravilla escénica y biológica de sus bosques, pero al mismo tiempo establece un delicado equilibrio. El parque es uno de los escenarios naturales más espectaculares del planeta, sus grandes mesetas de arenisca y cuarcita llamadas “tepuyes” flotan como islas en el verde mar de bosques y sabanas. Aquí se encuentra la caída de agua más alta del mundo, cuyo nombre originario es “Kerepacupay Vená” que significa “Salto del lugar más profundo”, también conocido como Salto Ángel, de 979 metros de altura.
La región posee abundantes recursos hidráulicos provenientes de la tercera cuenca hidrográfica del país, la del río Caroní cuyo cauce alimenta al embalse del Gurí. Fue declarado Parque Nacional en 1962 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1994